La ergonomía en el trabajo

ergonomía en el trabajo

La ergonomía en el trabajo

La ergonomía en el trabajo es una de las piezas claves para cuidar y mantener una buena salud en el entorno de trabajo. A menudo no somos consientes de la incomodidad o malestar que nos pueden generar ciertos hábitos en el entorno laboral, por ello es fundamental apostar por la ergonomía.

La ergonomía se basa en la adaptación del puesto de trabajo a cada persona, dependiendo de sus características propias. El objetivo es conseguir el mayor bienestar y confort para el trabajador, favoreciendo así a su salud y mejorando sus resultados en su actividad laboral.

Previamente, para ofrecer un adecuado servicio de ergonomía, es necesaria la realización de un análisis de la ERL (Evaluación de Riesgos Laborales). A continuación, se debe realizar una adecuación de cada persona a su puesto, realizando además determinadas recomendaciones para añadir o modificar equipos necesarios o determinado el mobiliario para favorecer el bienestar y la comodidad en el entorno laboral. Asimismo, también se debe medir el nivel de bienestar en el trabajo, así como realizar propuestas para mejorar la gestión del espacio, la información y formación, haciendo mucho más eficaz el entorno y la actividad laboral.

 

ergonomía en el trabajo

 

El objetivo final de los servicios de ergonomía es, además de mejorar el rendimiento laboral, minimizar el impacto físico y mental negativo que puede provocar el entorno de trabajo en los empleados. Una adecuada salud de los trabajadores es fundamental para garantizar la seguridad, comodidad, eficacia y productividad.

A menudo la ergonomía no cuenta con la importancia que merece, provocando problemas mentales y físicos en las personas. Se trata de problemas habituales que tienen muchos trabajadores y que pueden agravarse con el paso del tiempo. Algunos de los más habituales son:

• Dolor y problemas de espalda.
• Estrés.
• Contracturas.
• Tensión en las articulaciones.

El ámbito de la ergonomía debe ser tratado por profesionales para obtener unos resultados óptimos y no perjudicar a las personas. Sin embargo, existen determinadas recomendaciones que puede implantarse en el entorno laboral de forma muy simple, además de favorecer de forma notable la salud de las personas. Se deben tomar estas recomendaciones como un hábito, pues es algo que se necesita mantener a lo largo del tiempo. Hechos simples como adecuar la mesa del trabajo, cambiar de postura habitualmente, utilizar ropa cómoda o dormir 8 horas pueden mejorar mucho el bienestar en el trabajo.

El Preventiam somos expertos en proporcionar servicios de ergonomía, adaptando cada puesto de trabajo a la persona de manera concreta, mejorando así la salud de las personas y la productividad en el trabajo.

Tags:
Sin comentarios

Deja un comentario

Facebook
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by